Sin título

Poco a poco dejo mi sordera encerrada para siempre, al igual que mi falsa alegría. Muy lentamente estoy dejando de huir de mi realidad.


Mar Molina (8 de noviembre de 2011).

Comentarios

Entradas populares