9.12.14

El error

No puedo olvidar lo de anoche. Una vez más ensayo para no quejarme de vicio. Noches sin dormir, gritos a la luz del día, manchas en la oscuridad, ceguera irracional. Todo un bucle de experiencias vividas por la ignorancia de un cuerpo pequeño. Los pasos seguros y firmes que voy dando me confirman todo lo que he aprendido cuando veo tropezar, una y otra vez, a aquel que aparentemente ya no debe hacerlo tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Archivo del blog